Cuando te topas con un alma grande, de grandes alas.

Posted by on Apr 28, 2010 in Articulos | 0 comments

Para Ustedes Cesar y Amalia

                                                             por Sandra Velarde

Es impresionante cuando alguien se despierta y sabe que tiene una certeza, nada mas delicioso siente el ser humano cuando hay certeza con referencia a alguna circunstancia, a alguna persona, a alguna decision que tomar etc. Anos toma a los seres humanos llegar a este lugar emocional, entre terapia, busquedas internas, interminables recolecciones de opiniones o cualquiera que el metodo sea, lo mas importante es llegar a ese lugar de certezas, donde….. la seguridad, la claridad, el equilibrio pero sobre todo la paz y la voluntad para ejecutarla es algo natural, suave, dulce algo simplemente LOGICO.

Asi me paso esa noche, cuando desperte sabiendo que tenia que saber algo, que tenia que buscar esa informacion y que sin tener el panorama completo, tenia la absoluta certeza de que era algo que daria sentido a las personas involucradas en esa busqueda, que daria sentido a la gente en general, pero que lo mas importante, es que daria un mayor sentido a mi vida.

Un dia escuche una version alterada y bella del padre nuestro que versa:

“PADRE, NO TE PREOCUPES DE DARNOS EL PAN NUESTRO DE CADA DIA, PORQUE DE ESO ME ENCARGO YO, PERO NO NOS DEJES SIN EL SUENO QUE NOS HACE CRECER”.

Desperte y supe unas pregunta que hasta el dia de hoy me han hecho muy feliz: Que hace que los atletas paralimpicos obtengan mayor numero de medallas que los atletas convencionales?Que saben ellos que no saben los otros atletas? y mas aun, que saben ellos que no sabemos nadie mas? Acaso ellos saben como un reflejo de lo que el deporte es ante la vida, vivir mejor que los demas?Porque destacan esos atletas?Que desarrollan ellos?.

Esa manana todas esas preguntas me llenaban de entusiasmo, ese loco entusiasmo que seguramente algun loco en un hospital psiquiatrico siente, o tal vez algun cientifico que a travez de una descabellada imagineria vislumbra la solucion de algo.

Nunca me detuvo el pensamiento de que yo nunca he tenido nada que ver con discapacitados, que nunca siquiera habian llamado mi atencion, es mas; ni siquiera he tenido un paciente asi y lo peor, que tengo nulo conocimiento de este tipo de personas y que no tengo idea que obtendre, aparte decir las dificultades de tiempo y distancia en las, que me encuentro y sabia que debian ser mexicanos, sin embargo; clarisimo era el metodo que seguiria para esta investigacion…. la localizacion de los mismos, asi, medallistas paralimpicos, entrevista mas personal que clinica, y una evaluacion psicometrica que mas tarde me di cuenta que tendria que ser abreviada, en fin, todo era claro y tenia sentido asi como ese hermoso sueno que ESE ALGUIEN sembro en mi mientras dormia, solo la alegria y la sensacion de completez y plenitud que tenia al saber lo que haria me hizo darme cuenta quien fue “ese alguien”.

Sabado 6 de diciembre 10 am, parada frente al Centro Paralimpico Nacional en Rio Churubusco esq anil, bajo del taxi, el frio que cala, apenas contengo la emocion, el gran edificio, las oficiales de seguridad, perspicaces ante mi presencia….”Tengo cita con Edgar Cesareo, atleta de ciclismo de mano”, digo, llaman, buscan, no hay nadie con ese nombre, tengo su celular y lo llamo; no contesta, ni todo eso, mermaba mi entusiasmo, sabria que algo pasaria, no sabia que, pero si se podria, veria a Cesar, como posteriormente me dijo que lo llamaban sus amigos.

Cuando todo parecia perdido, intento volver a llamarlo, me dice que en una hora estara ahi, es la espera mas corta de mi vida, no importa todo sucederia como lo pense, pero me equivoque.

Al verlo llegar con su esposa, su disposicion, su apertura, su cooperacion, su historia, una de las mas bellas que he escuchado ( y vaya que he escuchado muchas)supera absolutamente las espectativas, mi certeza se reconfirma este es uno de los mejores movimientos que he hecho en mi vida. Belleza por dentro y por fuera, hombre de grandes alas que con ellas ha sorteado lo indecible por “ganar la aceptacion de su hija”, hoy se que era solo buscando espacio para las enormes alas. Todo por amor, me queda claro, 6 horas en la silla de ruedas a ciudad deportiva desde su casa, el entrenamiento y luego el regreso.

Amalia, elocuente y vivaz, subio el Popocatepetl un dia antes, nos vemos en un restaurant, llena de vida, bailarina contemporanea me comenta, “soy bailarina contemporanea y me gusta mucho, venzo muchas inseguridades con la danza” la discapacidad no ha penetrado su alma, su esposo, su pequena hija, todo es tan intenso y ellos ahi, acostumbrados a sus grandezas.

Seres de grandes alas que no pueden mas que hacer lo que corresponde para “extenderse”a pesar de lo que sea, y hoy tengo una nueva peticion a Dios, no solo no nos dejes sin el sueno que nos hace crecer, sino  tambien permiteme siempre estar cerca de seres de grandes alas como Cesar y Amalia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>