Abriendose paso a la depresion del desarraigo.

Posted by on Apr 11, 2010 in Articulos, Uncategorized | 1 comment

Por Sandra Velarde

Para ti que nunca vi tu cara.

Bien tenia Alfredo Zitarrosa en su cancion titulada, “Mi Pais”, en uno de sus fragmentos citaba,

“eh mi pais, que tristeza, la pobreza y el dolor….”.     Eso mismo pienso cuando en mi camino y en mi travesia por Estados Unidos veo con mis compatriotas, trabajando partidas dobles, extras tiempos, sol inclemente, frio que cala hasta el alma (inusual en nuestros paises).     Ciertamente en latinoamerica  y en general en el mundo entero, el fenomeno de la depresion gana terreno cada vez mas, sin embargo, la poblacion migratoria que vive y trabaja en los Estados Unidos es un “buen caldo de cultivo” para este trastorno Psicoafectivo al que ademas se suman los estragos del “Desarraigo”.

La convulsion politico-economica  de nuestros paises que desenboca y  provoca el fenomeno migratorio hacia el norte, en busca de mejores oportunidades de vida, que dicho sea de paso y valga la anotacion; el tan sonado Sueno Americano, ha quedado totalmente en desuso y puesto en perspectiva y en realidad, la poblacion migratoria, no busca el sueno Americano, solo busca mejores condiciones de vida, cuestion que en solo algunas ocasiones se logra, y en casi escasisimas se logra ese sueno Americano, en realidad; lo que se logra son condiciones de calidad infima de vida, asinamientos en vivienda, horarios inhumanos de trabajo, sometimiento a caciques ni siquiera americanos, sino aun peor; latinos pero que no se tocan el Corazon para hacer algunos quintos mas, explotando a sus compatriotas.

Y la familia hispana, sobreviviendo, entre la falta de tiempo de calidad vital, la soledad de la familia, la nostalgia de la tierra, que aunque pobre al fin y al cabo nuestra ; y donde andar por la calle era natural y libre, donde el color de la piel y la tipologia de rasgos indigenas o hispanos, no tenia ninguna importancia o tal vez solo para conseguir novio o novia.      La familia sufriendo los estragos de los hijos crecidos en la cultura ajena, con lenguaje extrano, con cultura diferente, donde los hijos se convierten a su vez en seres conflictuados en su identidad.      No saber si son hispanos, si son americanos, si son chicanos, que es esto? Porque habria que identificarnos poniendonos en el pecho una etiqueta como si estuvieramos en los tiempos de la represion racial en algun campo de exterminio?.

Padres e hijos viviendo en Estados Unidos, con la distancia no solo generacional sino ahora sumando la trecha cultural, padres hispano hablantes que no se logran comunicarse del todo con sus hijos, donde ellos entre la verguenza de ser hispanos simplemente por no entender esta cultura y la honra de ser hijos de gente que un dia intento superarse.

Siempre he pensado que como en la metafora de la Hermosa pelicula de “La Mision”, donde Robert DeNiro, subia una Montana cargando una red de pescar llena de chatarra inutil, donde podriamos deducir, que la vida es en ocasiones la cuesta arriba de la Montana, pero si nosotros la hacemos mas dificil cargando inutilidades a nuestras espaldas es cuando la vida se convierte en un verdadero calvario. Sin embargo; la poblacion migrante no tiene opcion, la vida en realidad es mucho mas complicada por las cuestiones del desarraigo. (Fenomeno Psicologico que provoca estadios severos de tristeza, melancolia o depresion). La red cargando dificultades es casi un cotidiano.

Tal cual si fueramos una planta levantada del terreno que en su natural existir permite, somos trasladados a la tierra extrana, el desarraigo se convierte en una de las causas principales de depresion en la poblacion hispana en EU.

La dificultad de adaptacion en una tierra donde adaptarse seria algo asi como ilegal (sino es que literalmente ilegal)y donde se forman estos subgrupos de “gente similar” que nos hacen sentir un poco mas en casa pero que finalmente terminamos dandonos cuenta que esto no es asi.

La forma de vida en que parece que vivir como si fuera provisional todo, todo desechable, no amistades duraderas, no trabajos duraderos, nada en realidad importa mucho sino el objetivo de ganar unos cuantos dolares que permitan vivir, no, perdon; sobrevivir, para eventualmente buscar atencion psicologica porque la depresion ya esta haciendo sus estragos en el alma, dado que una vida sin sentido y con un pobre objetivo aprisiono lo que antes era la natural alegria del latino , y que  desde que se llega aqui se convirtio en algo lejano.

Como psicologa por mas de 23 anos en Mexico, por supuesto que he estado tratando la depresion y sus variantes, y siempre la psicoterapia ofrece alternativas de manejo que suelen tener MUY Buenos resultados. Sin embargo, desde que estoy trabajando como Lifecoach, aca en Nashville, y me encuentro con una poblacion castigada por la baja calidad de vida, la soledad, el desarraigo, la falta de tiempo para la familia (si en el mejor de los casos se encuentran aca con ellos), el abismo entre hijos y padres, la falta de Buena alimentacion, de ejercicio, de amistades entranables, falta de risa, falta de amor, y la falta de los rostros amados que se quedaron en nuestras tierras y que tal vez…..nunca se volveran a ver. Tal vez duplicado y triplicado los casos de diversas variantes de depresion en sus niveles y la dificultad de erradicar este trastorno psicoafectivo, dado que las condiciones que en un primer momento la generaron, no se eliminan, y que muchas veces el uso de psicofarmacos, mal administrados, mal aplicados y irresponsablemente prescritos por medicos que creen que cambiar un estilo de vida enfermo que da lugar a la depresion es mas dificil que tomarse una pastilla que solo hace que “olvides momentaneamente” y que NUNCA RESUELVE UN PROBLEMA, donde la base no es Fisiologica.  Entonces me pregunto, como explicar que la base de un viaje tan dificil es justo el objetivo del mismo, que la depresion se gesta en vidas bajas de sentido, bajas de intencion, de profundidad, de alegria, de paz justo todo esto el mejor antidoto contra la depresion.

Este articulo lo quiero dedicar a aquel hombre que vi hace dos anos en la interestatal 65, aquel que no se su nombre y ni su cara, que solo vi su figura ante el inclemente sol recogiendo basura a la riviera de la carretera, ante la indiferencia de todos los que transitabamos con la usual prisa, esa que nos hace olvidarnos que somos humanos y que mas que eso, somos en realidad hermanos, y decirle a el (y a todos) que honro su trabajo, que honro su esfuerzo y que ojala tenga la sabidura de detenerse antes que el tiempo no de otra oportunidad para salvarse de la depresion.

One Comment

  1. Amiga, visité tu página y comencé a leer un artículo y otro más, como peldaños fui al siguiente y al siguiente. Sin hacer mensión de ninguno en particular sino de manera global quiero decirte que para mí leer en tu página fué como entrar en tu alma y descubrir las hermosas inscripciones que hay en tu corazón veo que tienes mucho que dar. Coincido en que todo debe de fluir para que se mantenga sano y con vida. Un fuerte abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>